jueves, 7 de febrero de 2008

Recién solo pasó un día y ya te extrño como si fuese un año, se acerca la primer lluvia después de tantas lágrimas. No sé por qué deséo desahogarme en este rincón, ya que sería injusto cargarte de todas estas palabras, pero confío en seguir estando escondido en esta página. Sólo pienso en el reencuentro, ayer no s separamos con el llanto atragantado otra vez y te vi irte en el taxi mientras soltaba las lágrimas. Ay muñequita mis manos extrañarán tu cara, tus labios, tu cuerpo. ¡¿Cómo lograr consolarlas solamente con 6 cuerdas desafinadas, si sólo logro tocar para tí?! Cada nota es una lágrima, un grito de mi corazón. Haré todo lo que prometí. Voy a tratar de estar feliz y así poder reencontrarme con vos denuevo. Cuánto te amo mi chiquitita cuánto te extraño. Gracias por enseñarme lo que es el mar. Hicimos tanto juntos y nos espera mucho más. No te prometo que voy a dejar de soñar con almendra ni tampoco voy a dejar de extrañarte.

1 comentario:

el-salon dijo...

Hace dos años lo dejé che, qué locura. Y me hiciste acordar de su existencia y entonces intenté revivirlo. Tarde de vientos y coplas, espero estés mejor Matiti.